Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 28 Julio 2021

Vacunas contra COVID-19 no contienen grafeno que cause coágulos en el cerebro

Por Gloria Correa

Un vídeo que muestra un cerebro con coágulos se ha sacado de contexto para atribuir falsamente la presencia de grafeno en estas vacunas, pero estos biológicos no contienen dicho material y el vídeo es de antes de la pandemia.

En redes sociales, como Facebook (1,2,3,4), Twitter y en Telegram, han circulado publicaciones con un vídeo, o imágenes extraídas del mismo, en el que se ve la disección de un cerebro con unos coágulos. En algunas de éstas se señala que los coágulos se deben al grafeno o al óxido de grafeno presente en las vacunas contra COVID-19.

El grafeno es un material que se puede encontrar en formas muy pequeñas en la naturaleza y se obtiene del grafito. Se utiliza en campos que van desde la ingeniería ambiental hasta la electrónica y recientemente se está investigando en medicina, por las múltiples propiedades que tiene, pero no se ha usado en las vacunas contra el COVID-19.

El vídeo del cerebro con los coágulos y las imágenes extraídas de él son parte de otra desinformación sobre las vacunas que ha circulado por distintos países, por lo cual colegas verificadores de la International Fact Checking Network (IFCN) (red de la que hacemos parte), como Maldita y la agencia de noticias AFP Factual, las han desmentido previamente. 

Captura de pantalla etiqueta falso

Pero el vídeo no es “reciente” ni de un vacunado como intentan señalar en las publicaciones en redes sociales, es previo a la pandemia. Una búsqueda inversa en la herramienta InVID-WeVerify, que permite verificar videos e imágenes, arroja publicaciones desde diferentes perfiles de medicina y patología forense que coinciden con este mismo video, publicadas originalmente entre septiembre y octubre de 2019 en Facebook (1, 2 , 3, 4),  Instagram (1, 2) , Twitter, Youtube y Reddit (1).

La más antigua es del 18 de septiembre de 2019 en una cuenta de Instagram de temas médicos en inglés, en la que explican en un mensaje adjunto se detalla qué es una hemorragia intracerebral. En el video se indica: “La hemorragia intracerebral, también conocida como sangrado cerebral, es un tipo de hemorragia intracraneal que se produce dentro del tejido cerebral o los ventrículos”. De ese modo comprobamos que el vídeo que están utilizando no corresponde al de una persona vacunada contra COVID-19. 

No hay evidencia que vacunas contra COVID-19 contengan grafeno

El grafeno corresponde a una forma especial de carbono que se puede encontrar como nanomaterial, es decir, en dimensiones muy pequeñas, alrededor de los 10 -9 metros. Es decir, la mil millonésima parte de un metro.  Por sus propiedades eléctricas, mecánicas, ópticas y térmicas se usa en diversos campos de ingeniería ambiental, industrial, ciencia de materiales, bio-electrónica y recientemente se ha usado en investigaciones biomédicas como se ha descrito en publicaciones científicas (1,2,3) que señalan su aplicación en ingeniería de tejidos y administración de medicamentos, entre otros. 

Pero no se ha usado en las vacunas contra COVID-19, como intentan señalar las publicaciones que buscan desalentar la vacunación. 

Al revisar las hojas de seguridad y fichas técnicas de los biológicos contra COVID-19  que actualmente se están usando en el país y sus componentes se puede evidenciar que en ninguno de estos --ni en el de Pfizer-BioNTech, Astrazeneca, Janssen, Sinovac o Moderna-- está el grafeno como componente. 

Además, expertos como Diego Peña, químico, investigador del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de España, explicó a AFP: “El grafeno no es soluble, por tanto, un dispositivo de grafeno no se podría inyectar en disolución. Si hubiese grafeno, las vacunas serían suspensiones de color oscuro”.

Sandra Natalia Correa, química de la Universidad Industrial de Santander, con maestría en Química y PhD en química aplicada de la Universidad de Mayagüez en Puerto Rico, quien trabaja con nanomateriales, también explicó a Colombiacheck: “El grafeno tiene múltiples propiedades y diversos usos en la industria, se usa en filtros de agua para retener contaminantes, en nanotubos de grafeno que actúan como absorbentes de esos contaminantes, por dar un ejemplo. En el campo de biomedicina también se están explorando muchos usos pero hasta ahora no se han descrito vacunas que se estén comercializando y contengan grafeno u otro componente similar a este”.

Y efectivamente, en la literatura médica hay registros recientes de que en el desarrollo de una vacuna intranasal contra la influenza se utilizó óxido de grafeno como adyuvante, siendo este un material distinto al grafeno y prometedor en esta área, pero dicha vacuna aún no está ni aprobada ni comercializada.

“Los adyuvantes se usan para mejorar la inmunogenicidad o capacidad para desencadenar una respuesta inmunológica. Se trata de estudios modelo en fases de ciencia básica, los cuales se encuentran aún alejados de una aplicación”, explicó a AFP Factual, el vicedecano de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, e investigador principal del CONICET, especializado en nanotecnología, Marcelo Mariscal

Vacunas contra COVID-19 y coágulos, una remota posibilidad 

El tema de los coágulos y las vacunas contra COVID-19 que también señalan en las publicaciones que estamos verificando, surgió en mayo y julio de 2021, pero no se debe a que estas contengan grafeno.

La vigilancia continua que se ha hecho a estas vacunas llevó a que en abril de 2021 la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), anunciaran que los coágulos de sangre deberían figurar en las fichas técnicas de los biológicos de AstraZeneca y Johnson & Johnson, como muy raros efectos secundarios.

Pero dichas entidades reguladoras en salud coincidieron, luego de análisis e investigaciones, que los beneficios de estos biológicos superan los riesgos. Por ejemplo, en la EMA recalcan que la probabilidad que se presenten episodios de coágulos asociados a tales vacunas es muy rara, aproximadamente de 1 por cada 10.000 personas vacunadas. 

Además, estas vacunas seguirán siendo vigiladas continuamente como aclaramos previamente en un explicador acerca de la seguridad de estos biológicos.

En conclusión, la desinformación que circula con el vídeo que muestra un cerebro con coágulos para atribuir a las vacunas contra COVID-19 la presencia de grafeno o que este sea la causa de coágulos cerebrales es falsa, pues el vídeo corresponde a una publicación previa a la pandemia y el grafeno ni el óxido de grafeno es un componente de tales biológicos. 

Para leer otros chequeos o explicadores sobre la pandemia, puede visitar nuestro especial Mentiras y verdades del coronavirus. También puede sugerirnos un chequeo aquí

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 05 Junio 2020

Audio que pide a barranquilleros no dejarse tomar pruebas de COVID-19 está basado en datos falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

Se dice que los hospitales y clínicas están cobrando una indemnización de siete millones por paciente y de 10 millones por muerto de COVID-19. Pero esto no es cierto.

Desde hace unos días, a través de diferentes cadenas de WhatsApp y publicaciones de redes sociales, se hace la misma sugerencia a los ciudadanos barranquilleros: “no se dejen hacer la prueba de COVID-19”. Y la razón para hacer esa recomendación es que con las pruebas se tiene la supuesta intención de contagiar del virus a la población porque los hospitales y clínicas reciben una “indemnización” tanto por los pacientes enfermos que atienden como por los muertos.

“A todos los barrios van a mandarles a hacer la prueba del COVID-19, a todas las casas. Y con esas cosas que les van a hacer las pruebas, eso ya viene infectado. Es para que comiencen a ganar más plata las clínicas porque cobran siete millones por cada persona con covid y cuando matan a la persona cobran diez millones de pesos”, dice, por ejemplo, un hombre que se identifica como taxista en uno de los audios que está circulando. 

Pese a que el alcalde, Jaime Pumarejo, ha desmentido este tipo de mensajes en medios de comunicación, la información ha causado problemas en la detección de casos en la ciudad. 

El primero de junio la Alcaldía de Barranquilla inició una estrategia de detección temprana a través de la toma de muestras en los 15 barrios con mayor número de casos positivos. Pero, como han reportado varios medios, los ciudadanos se han negado a practicarse las pruebas y han rechazado la presencia del personal médico.

Sin embargo, Colombiacheck encontró que los mensajes que se está difundiendo se basan en información falsa.  

Consultamos a la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas sobre los supuestos pagos adicionales que están recibiendo estas instituciones [algunos mensajes dicen que son 20 millones, otros que siete o 40] por los pacientes y muertos por coronavirus. En esta organización nos respondieron que esto es falso por varias razones. 

Por una parte, no se puede aplicar una tarifa estandarizada por la atención a pacientes porque cada uno de ellos recibe servicios médicos diferentes de acuerdo al tratamiento que requiere. Y en este momento el cobro se está haciendo a través de las EPS (con dinero de los cotizantes y de la Unidad de Pago por Capitación, UPC, que es el valor anual que el Estado reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de seguridad social para cubrir el Plan Obligatorio de Salud). 

Y por la otra, aunque el 12 de abril el Gobierno Nacional ordenó, a través del Decreto 538, la creación de unas canastas [pagos por ciertos servicios que se le prestan a los pacientes con COVID-19] para las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), esto aún está en proceso de reglamentación y, por lo tanto, no se ha empezado a aplicar. 

Decreto 58

Con esta versión coincidió el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexander Moscoso, en una entrevista que concedió el 26 de mayo a Atlántico en Noticias, un programa de Emisora Atlántico. “El Gobierno Nacional no le paga a ninguna clínica por una persona fallecida por COVID. Esa es una información totalmente falsa, no tienen ningún asidero”, dijo.

Además de esto, revisamos un proyecto de resolución para la reglamentación de dichas canastas, que estuvo disponible en la página web del Ministerio de Salud hasta el 22 de mayo para que los ciudadanos hicieran comentarios. Lo que encontramos: con las canastas no se establecen tarifas por paciente con el virus ni por muertos, sino que se establecen los valores máximos que el Estado podrían reconocer por los servicios que se presten “de acuerdo con el criterio médico y el estado clínico del paciente”. 

Canastas MinSalud

Canastas MinSalud

De hecho, consultamos una carta que la Asociación Colombiana de Hospitales envió al Ministerio de Salud el 19 de mayo con las consideraciones y propuestas que las instituciones que representa creen que se deben tener en cuenta para la reglamentación. 

Ahí se incluye el descontento con los valores que se podrían pagar por los servicios “porque no se compadecen con la realidad hospitalaria” y para el caso de las UCI se “establece un valor muy por debajo de lo que le ha costado a las IPS”. Entonces estos montos no resultan en indemnizaciones ni ganancias para las instituciones prestadoras de salud. 

Por otra parte, tanto en los audios como en publicaciones en redes sociales, se asegura que las pruebas para detectar si una persona tiene COVID-19 vienen con "ese veneno", es decir, que se usan para contagiar. Pero esto también es falso. Como lo explicó para Noticias Caracol Gabriel Villegas, uno de los coordinadores de enfermería que participa en la toma de muestras en la capital del Atlántico, los procesos de las pruebas cumplen con los estándares de la Organización Mundial de la Salud. “Nuestros hisopos y los diales son totalmente sellados, se procesan en el tiempo real con el paciente”, dijo. 

Finalmente, es necesario tener en cuenta que el 3 de junio el Ministerio de Salud hizo un llamado de atención por mal manejo de las UCI en el país, específicamente por tener a pacientes en estas áreas más del tiempo que se necesita, pero esta denuncia no tiene nada que ver con una indemnización puntual por muertos o pacientes atendidos en Barranquilla. 

Entonces calificamos como falsos los mensajes en los que se recomienda a los barranquilleros no acceder a practicarse la prueba del COVID-19 con el argumento de que se busca enfermar a la población para que los hospitales y clínicas cobren indemnizaciones por la atención o muerte de los pacientes.