Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 14 Mayo 2020

Video de Jorge Sonnante sobre coronavirus está repleto de falsedades y teorías conspirativas sin sustento

Por Ana María Saavedra

El argentino, frecuente diseminador de desinformaciones, publicó un video con una colcha de retazos con informaciones falsas acerca de la pandemia por COVID-19. 

El argentino Jorge Luis Sonnante publicó un video de 16 minutos que se volvió viral en redes. En el video, Sonnante (que como dijimos en otro chequeo, se describe como “diácono”, pero da pruebas falsificadas de este cargo) mezcla varias teorías conspirativas, algunas sin sentido, otras ya desmentidas, acerca de la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2. 

Sonnante ya había sido protagonista de otras varias desinformaciones. El año pasado, por ejemplo, desmentimos la teoría del argentino de que Juan Manuel Santos y otros expresidentes latinoamericanos tuvieran cuentas bancarias secretas en el Vaticano y otra según la cual unos allanamientos en la Santa Sede tuvieran relación con esas supuestas cuentas

Por otra parte, en Argentina ya ha sido desmentida varias veces la supuesta conspiración que Sonnante llamó ‘La ruta del dinero K hacia el Vaticano’, en referencia a los expresidentes Nelson Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Este nuevo video ha tenido más de 42.000 reproducciones en Facebook y miles más en otras plataformas, por lo que decidimos revisarlo parte por parte.

La vacuna  contra el coronavirus financiada por Bill Gates ya está en fase de pruebas. Esto es una operación de inteligencia que comenzó con 200 personas de las cuales hay  generales, militares, funcionarios políticos, servicios de inteligencia, religiosos de varios países. Comenzó debido a lo sucedido el 11 de septiembre de 2001, fecha de las Torres Gemelas (sic). Se reunió un grupo de 200 personas, recién en 2002, después del atentado, y así inició una operación encubierta con muchos miembros que siguió hasta el día de hoy. Este grupo de 200, su meta es derrocar al estado profundo y al nuevo orden mundial. El estado profundo es un gobierno paralelo al gobierno de EE.UU y que también se propagó en otros países. Una de las metas de este grupo de 200 personas, de lo cual me incluyo, era detener la pedofilia infantil y muchas cosas que empezarona suceder a partir del 2005 en adelante, por ejemplo la agenda globalista, la imposición del populismo, haber colocado un papa que avale toda la agenda globalista”.

FALSO

Como contamos en un chequeo reciente, la fundación de Bill Gates sí está financiando una posible vacuna para el SARS-CoV-2. Pero el resto de lo que dice Sonnante en esta parte del video es falso. 

Por una parte, el “nuevo orden mundial” es una serie de teorías de conspiración cuyas creencias centrales son resumidas así por la New York Magazine: “una camarilla está trabajando en secreto y a la vez a través de medios que parecen oficiales y al abierto, para establecer un gobierno mundial omnipotente y posiblemente satánico”. Esta teoría de conspiración es tan popular que tiene su página de Wikipedia, en la que además se dice que quienes creen en ella creen en la “existencia de un plan diseñado con el fin de instaurar un gobierno único —colectivista, burocrático y controlado por sectores elitistas y plutocráticos— a nivel mundial”. 

Sonnante mezcla esto con la idea del “estado profundo”, o un estado clandestino dentro de un estado, que promueven, entre otros, el gobierno de Donald Trump en Estados Unidos. Y también lo mezcla con otra teoría de conspiración desacreditada: QAnon.

Como cuenta la BBC en un artículo, esta teoría conspirativa surgió por un usuario llamado Q en el foro 4chan que aseguró, sin pruebas, que Trump arrestaría a varios políticos y famosos por pedofilia y, a la vez, que había una trama del “estado profundo” para desacreditar a Trump.

Pero esta teoría, además de no contar con pruebas, surgió en 2016, durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de este año, y no “en 2005”, o “debido a lo sucedido el 11 de septiembre de 2001”, como dice Sonnante.

Además, el argentino no explica cómo supuestamente llegó a pertenecer a un selecto grupo de 200 personas. Sonnante solo se hizo medianamente conocido en Argentina desde 2012, como cuenta el periódico Tribuna en Argentina, cuando organizó un ‘cacerolazo’ contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Por otra parte, el New York Times publicó el 17 de abril pasado una nota en la que concluían que Gates es el principal protagonista de la información falsa acerca del coronavirus: “la información errónea sobre Gates es ahora la más extendida de todas las falsedades de coronavirus rastreadas por Zignal Labs, una compañía de análisis de medios. La información errónea incluye más de 16,000 publicaciones en Facebook este año sobre Gates y el virus”.

“No acepten ninguna vacuna cuando se revisen en hospitales y demás (sic). Si aceptan esa vacuna, el COVID-19 se encuentra en ese vacuna (sic)”. 

FALSO

Este argumento de Sonnante es uno de los argumentos que usa Judy Mikovits, la protagonista del video “Plandemic”, que ha sido desmentido varias veces por varios medios verificadores de datos. Como contamos en un chequeo de Maldita Ciencia que republicamos en nuestra página:

“Es posible y probable que haya estado [el coronavirus] en todas las vacunas contra la gripe desde el 2013 hasta el 2015”, sostiene Mikovits en este vídeo. Defiende que las vacunas para la gripe “están impulsando esta infección [el coronavirus]”. No hay ninguna evidencia de que esto sea verdad.

Mikovits cita un estudio científico del ejército norteamericano en el que la “interferencia viral” de la vacuna de la gripe aumentó las probabilidades de contraer una infección coronavirus en un 36%. En Maldita Ciencia ya os hemos hablado de este estudio, publicado en octubre de 2019.

Para llevarlo a cabo se dividió en varios grupos a 6.120 trabajadores del Departamento de Defensa de Estados Unidos según estaban vacunados contra la gripe en la temporada 2017-2018 y si dieron positivo o no en virus respiratorios, además de en otras categorías. El autor del estudio buscaba "examinar la relación entre los virus respiratorios específicos y la vacunación contra la gripe" para saber si la vacunación contra la gripe podría influir en el riesgo de tener otras enfermedades respiratorias (algo conocido como interferencia de virus).

Según los datos del estudio, hubo un aumento de las probabilidades de tener coronavirus (distintos del coronavirus que provoca la COVID-19) y metapneumovirus humanos en los individuos que recibieron la vacuna contra la gripe. Para otros tipos de virus respiratorios no se encontró relación o el efecto era protector entre los vacunados contra la gripe.

No obstante, el propio autor del artículo concluye que "los resultados generales del estudio mostraron poca o ninguna evidencia que apoyara la asociación de la interferencia de virus y la vacunación contra la gripe. Los resultados de los virus respiratorios individuales fueron mixtos, y algunos refutaron la interferencia de virus".

Además, el propio estudio asume que no se puede establecer una relación causa-efecto entre la vacunación contra la gripe y el mayor riesgo de dar positivo en otros virus respiratorios, entre otras limitaciones.

Aquí te explicamos por qué el virólogo del Centro Nacional de Biotecnología, Jaime Martín-Benito, considera este estudio de escasa calidad. También citamos otros estudios sobre la vacuna de gripe y virus (que no son el que provoca COVID-19) y que dan distintas conclusiones.

“Querían implementar una pandemia que dejaría en pánico a todo el mundo (sic), el plan era desarrollar un virus, sacado de Estados Unidos, vía Canadá y luego llevarlo  a China (sic) se iniciaron con ondas de tecnología 5G, honda que aumentaron con una enorme capacidad. Esto causó que la gente de la zona tuviera síntomas parecidos a la gripe, en ese periodo hubo 26 científicos, que ya no existen porque los borraron de la faz de la Tierra”.

FALSO

Como explicamos en un chequeo, la tecnología 5G ha llegado a muy pocas partes del mundo y, en cualquier caso, en ninguna parte ha causado “síntomas de gripe”, ni es la causa de la pandemia de COVID-19. En ese chequeo Diego Roselli, médico neurólogo del Departamento de Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, nos dijo que “la afirmación de que los campos electromagnéticos sean la causa de los virus es descabellada”.

Por otra parte, no sabemos con precisión a qué se refiere con “26 científicos, que ya no existen porque los borraron de la faz de la tierra”. Al realizar una búsqueda en noticias por “26 científicos desaparecidos”, no encontramos resultados relevantes.

Puede ser que Sonnante esté haciendo referencia equivocadamente a una petición de diciembre de 2018 (un año antes de que apareciera el virus SARS-CoV-2 en humanos), firmada por más de 26.000 personas (no sólo científicos), que buscaba frenar la implementación de la tecnología 5G, debido a los supuestos impactos que causaría por su radiación.

Sin embargo, como se explica en esta nota de Maldito Bulo, “al día de hoy las evidencias disponibles, que son abundantes (unos 25 mil estudios científicos en los últimos 30 años según la Organización Mundial de la Salud), indican que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad [como el 5G] no parece tener efectos sobre la salud”.

En cuanto a que el virus fue creado en Estados Unidos, en el artículo "No hay evidencia de que el coronavirus venga de un laboratorio en Wuhan, China "habíamos explicado que los estudios científicos corroboran que el SARS-CoV-2 viene del reino animal. 

Asimismo, un grupo de 27 científicos de diferentes países publicaron esta carta, en la revista científica The Lancet, en la que rechazan las teorías conspirativas acerca del COVID-19, su propagación y su origen:

“Nos unimos para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que COVID-19 no tiene un origen natural. Científicos de varios países han publicado y analizado genomas del agente causal, el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), y concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida silvestre, como lo han hecho muchos otros patógenos emergentes”.

“¿Cómo enfermás a la gente? Tenés que enfermar con el aire, que cause síntomas similares a la gripe”

FALSO

Aunque, como ya explicamos en otro chequeo, la evidencia actual muestra que el SARS-CoV-2 sí puede durar hasta tres horas en “aerosol”, y aunque en algunos casos los síntomas sí se parecen a los de la gripa, Sonnante está infiriendo que el virus fue creado a propósito con estas características. 

Sin embargo, como ya lo contamos, se ha probado que el virus tiene un origen natural (y que no fue hecho en un laboratorio), evidencia que también se resalta en la carta de The Lancet mencionada más arriba.

“China dejó salir más de cinco millones de chinos del país con el virus”

FALSO

Al momento de esta publicación, se han contabilizado 4’408.618 casos confirmados de contagio por SARS-CoV-2 en todo el mundo, según el mapa de la universidad Johns Hopkins. De esos, a hoy solo se habían confirmado 84.025 en China. Así que la cifra que da Sonnante no tiene sentido.

Sonnante también hace otras afirmaciones, sin proporcionar pruebas, como que el actor Tom Hanks (quien se contagió de coronavirus en Australia con su esposa), o el basquetbolista Shaquille O’Neal (quien no se ha contagiado) hacen parte de la supuesta conspiración y “no tienen el virus y pretenden engañarnos”. O que “los medios de comunicación son propiedad del nuevo orden mundial”.

Así que el video de Jorge Sonnante no es más que una colcha de retazos de datos falsos y teorías de la conspiración.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Abril 2020

No, el dióxido de cloro no cura el coronavirus (Covid-19) 

Por Ana María Saavedra

En redes sociales se han compartido videos y mensajes que hablan del dióxido de cloro y del "Suplemento Mineral Milagroso" como remedios para curar el coronavirus. Tenga cuidado, esto es falso y tomar estas sustancias es un riesgo para su salud.

Entre las publicaciones que se volvieron virales aparecen un audio y varios videos de supuestos expertos que hablan de estas curas contra el Covid-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2. 

En el audio, un supuesto licenciado en biología molecular llamado Isidro Fuentes García explica que la solución al coronavirus está en utilizar dióxido de cloro disuelto en agua.  

Según Fuentes García, supuestamente el dióxido de cloro tiene una “capacidad desinfectante de alto espectro”, está “patentado y homologado”, es “apto para uso médico en todos los hospitales” y está demostrado “su poder bactericida y viricida (incluyendo el coronavirus), ya que fulmina todos los patógenos sin distinguir si los microbios son virus, bacterias u hongos”. 

El otro supuesto experto, que ha sido entrevistado en canales de YouTube, es Andreas Ludwig Kalcher, quien asegura ser investigador. Ludwig dice que la solución contra el coronavirus es el dióxido de cloro o CDS, un producto que, según él, proviene del “MMS o clorito de sodio”.

El MMS es un producto llamado Solución Mineral Milagrosa o Suplemento Mineral Milagroso, que en realidad es clorito de sodio en agua. En cuanto al dióxido de cloro, es una solución al 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada.

Sin embargo, tenga cuidado porque las informaciones difundidas por los supuestos expertos son falsas, como ya lo han explicado nuestros colegas de Animal Político, de México; y Newtral y Maldito Bulo, de España, aliados del #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

La información de estos supuestos medicamentos que curan el Covid-19 no solo han rotado en Colombia sino en otros países de América Latina y en España.

Pero este supuesto medicamento milagroso, que ahora se vende como un remedio contra el coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad Covid-19, ha sido promocionado desde el 2010 como cura de muchas otras enfermedades, incluyendo el cáncer.

Incluso, en una nota informativa, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emitió una alerta contra su comercialización.

“Esta Agencia ha tenido conocimiento mediante una denuncia, así como a través de información remitida por las autoridades sanitarias de Canadá, de la comercialización a través de Internet de un producto denominado MMS (Miracle Mineral Solution), que consiste en una solución de clorito sódico”, explicaba la nota. 

En Estados Unidos, la agencia encargada del control de los medicamentos y alimentos, la FDA (Foods and Drugs Administration), también emitió un comunicado alertando sobre los riesgos para la salud de esta solución milagrosa.

“Estos productos se conocen con diversos nombres, como solución mineral milagrosa o maestra, suplemento mineral milagroso, MMS (siglas en inglés), protocolo de dióxido de cloro (CD, por sus siglas en inglés) y solución de purificación de agua (WPS, por sus siglas en inglés). Al mezclarse de acuerdo con las instrucciones del empaque, se convierten en una fuerte sustancia química que se usa como blanqueador”, indica el comunicado.

La FDA explica que quienes consumen esa sustancia, en realidad están tomando lejía. “Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes, además de tener otros usos industriales. No están hechos para que los ingieran las personas”, señala la agencia.

Jorge Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, ACIN, ratificó que no existe una cura para el Covid-19.  Además, señaló que consumir este dióxido de cloro causa “quemaduras en la mucosa oral y gastrointestinal”.

En Colombia, al igual que en otros países, este supuesto medicamento está prohibido. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, lanzó una alerta sanitaria, en julio de 2018, contra esa sustancia, que no cuenta con los permisos de comercialización.

“El producto en cuestión se promociona como una solución de clorito de sodio al 80% para tratamiento de varias enfermedades tales como ‘alergias’, ¡alzheimer’ (sic), ‘cáncer’ y ‘problemas de peso’, entre otras. El consumo directo de clorito de sodio, en solución acuosa, puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicación”, dice el documento.

Así que cuidado, no compre ni consuma la solución mineral milagrosa (MMS) o productos similares, estos no lo curarán del Coronavirus (Covid-19); por el contrario, sí lo pueden enfermar.