Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 30 Julio 2021

Vacunados contra COVID-19 no pierden sus derechos ni son propiedad de las farmacéuticas

Por Gloria Correa

Esta desinformación carece de sustento ya que la Declaración Internacional de Derechos Humanos establece que nadie puede perder sus derechos básicos bajo ningún escenario.

Desde el mes de junio de 2021 en Facebook (1,2,3) circula una imagen que incluye la siguiente frase: “Los vacunados con ARN ya no tienen derechos humanos ni del Estado. Son patentes de la corporación que diseñó el fármaco”. 

Publicación etiqueta falso

Otras publicaciones con contenido muy similar también han circulado recientemente por redes sociales como Facebook (1,2), Twitter y en páginas web (1,2).  Pero todo esto es desinformación sobre las vacunas contra COVID-19, en particular las que utilizan tecnología de ARNm, como las de Pfizer y Moderna.

En algunas de estas publicaciones hacen alusión a un controvertido caso que se dio en el 2012 en Estados Unidos, en el cual una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos dictó que un gen natural (una parte del ADN) no era patentable, ya que se encontraba en la naturaleza, pero sí permitió que un nuevo gen complementario desarrollado en el laboratorio fuese patentado.

No obstante, esas publicaciones en redes sociales han tergiversado dicho caso señalando erróneamente que “la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que no se puede patentar el ADN humano, porque era un producto de la naturaleza. Sin embargo, al final del fallo se aprobó que si se llegara a cambiar el genoma humano como se está haciendo hoy mediante la inoculación de ARN mensajero, entonces ese genoma puede patentarse y se clasifica como propiedad privada”.

Pero aquí utilizan la falsa idea de que las vacunas de ARNm contra COVID-19 modifican la información genética para difundir más desinformación.

Desde los Centros para la prevención y control de enfermedades en Estados Unidos (CDC) y muchos otros organismos y autoridades en salud (1,2,3,4, 5) han aclarado que las vacunas de ARNm no modifican nuestra información genética. 

En Colombiacheck también lo hemos desmentido en chequeos previos (1,2,3, 4). 

Los vacunados no pueden perder sus derechos 

En la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada el 10 de diciembre de 1948 en París por la Asamblea General de las Naciones Unidas, están consignados los derechos humanos básicos.

En el Artículo 2  de dicha declaración se indica que ninguna persona puede perder los derechos y libertades allí proclamados bajo ninguna índole, lo cual aplica para el escenario de la vacunación contra COVID-19. 

Artículo 2. Declaración Universal de los  Derechos Humanos

Fuente:https://www.un.org/es/about-us/universal-declaration-of-human-rights

Por el contrario, la vacunación contra COVID-19 es un derecho, el cual debe ser garantizado por los Estados. Una comisión de expertos en Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a través de una declaración hecha el 9 de noviembre de 2020 resaltó la importancia del acceso universal a las vacunas:

"Los Estados tienen la obligación de asegurar que todas las vacunas y tratamientos contra el Covid-19 sean seguros, estén disponibles y sean accesibles y asequibles para todo el que lo necesite y que en consecuencia el acceso a estas tecnologías debe brindarse para todos sin discriminación y priorizando a quienes sean más vulnerables a la enfermedad”. 

Estas premisas también están consignadas en el Decreto 109 del 29 de enero de 2021 a través del cual se adoptó el Plan Nacional de Vacunación contra COVID-19 en Colombia. 

Por su parte, Carolina Gómez Muñoz, abogada, fundadora e Investigadora del Centro de pensamiento, medicamentos, información y poder de la Universidad Nacional de Colombia (DIME) y asesora del Secretario de Salud de Bogotá, explicó a Colombiacheck que “todas estas vacunas se diseñaron con dinero de los estados, justo para garantizar el derecho humano a la salud. Las vacunas se hacen como garantía de los derechos humanos”. 

“Este letrero es muy engañoso, esa relación causal que intentan establecer entre que una empresa tenga una patente y la pérdida de esos derechos humanos cuando uno ya está vacunado es realmente inexistente”, recalcó Gómez.

Patentes no aplican para humanos

En la Superintendencia de Industria y Comercio en Colombia se indica que una patente es un privilegio que da el Estado a un inventor que haya logrado a través de su invento una solución que le aporte beneficios a la humanidad. El privilegio que otorga la patente consiste en el derecho a explotar económica y exclusivamente el invento por un tiempo determinado de 20 años.

En Colombia, como en otros países, los medicamentos y otras invenciones están cubiertos por patentes, que además brindan protección legal contra la copia. Las vacunas no son una excepción.

Carolina Gómez Muñoz resaltó a Colombiacheck que como existen múltiples vacunas contra COVID-19 en el mundo, esto implica que no sea una sola empresa la dueña de la patente sino varias y hay varias patentes para cada vacuna. Igualmente lo señala esta publicación sobre la red de patentes de las vacunas contra COVID-19 de la revista Nature.

El verdadero debate actual sobre las vacunas y las patentes está centrado en la posibilidad de que las empresas farmacéuticas dueñas de las patentes las liberen para garantizar un mayor acceso a las vacunas como lo han resaltado diversos medios de comunicación a nivel internacional (1, 2, 3, 4).

Gómez también recalcó a Colombiacheck sobre este tema: “La discusión en el debate internacional se está dando es por el acceso a más vacunas. La discusión actual con las vacunas contra COVID-19 es acerca de cómo las patentes violan los derechos humanos en especial el derecho a la salud porque no permiten el acceso a más vacunas e impiden que más gente esté vacunada”. Pero no porque el estar vacunado signifique volverse una patente de las farmacéuticas como señalan en las publicaciones que buscan desalentar la vacunación.

Por su parte María Victoria Sánchez, PhD en Farmacia, investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en Argentina, consultada por los colegas verificadores de AFP, concluyó sobre este tema: “Las empresas sí tienen la patente de su vacuna, pero esto no significa que patenten o tomen posesión de quienes las reciben”.

De este modo concluimos es falso que quienes son vacunados contra COVID-19 pierdan alguno de sus derechos, por el contrario con la vacunación se busca garantizar el derecho a la salud en medio de la pandemia desatada por el nuevo coronavirus. Y los vacunados  tampoco pasan a ser propiedad o “patentes” de las farmacéuticas que producen tales vacunas porque un ser humano no se puede patentar. 

Para consultar más chequeos o explicadores sobre la pandemia puede visitar nuestro especial Mentiras y verdades sobre el coronavirus, también puede sugerirnos un chequeo aquí

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 23 Abril 2021

Es falso que haya vacunas aprobadas con una hormona del embarazo para causar esterilidad

Por José Felipe Sarmiento y Gloria Correa.

Ni contra el COVID-19 ni contra ninguna otra enfermedad se usan vacunas con la hCG producida por la placenta. La desinformación surgió en 1994 contra la vacuna antitetánica y le ha dado la vuelta al mundo.

Un video viral en Facebook asegura que “varias campañas de vacunación de la OMS financiadas generosamente por la Fundación Gates han sido denunciadas por incluir campañas encubiertas de esterilización, introduciendo la hCG, la gonadotropina coriónica humana, la hormona que produce la placenta de la mujer en el embarazo; de hecho, es la hormona cuya presencia detectan los tests de embarazo”.

La publicación continúa señalando que “al asociar el toxoide tetánico presente en la vacuna, el cuerpo identifica esa hormona como un agente infeccioso externo y desarrolla anticuerpos contra ella. Así, cuando eventualmente un óvulo fecundado pretende implantarse en la placenta y se secrete tal hormona, los anticuerpos, ahora ya existentes, actuarán y se producirá un aborto espontáneo, pero en realidad inducido artificialmente por la vacuna de la OMS”.

captura de pantalla video falso

Dado que el video ha sido compartido casi 500 veces y fue reportado por usuarios de Facebook como posible desinformación, en Colombiacheck decidimos verificarlo y encontramos que en efecto es falso. Como otras teorías conspirativas que involucran a Bill y Melinda Gates y falsos efectos de las vacunas, su argumentación se basa en mentiras desmentidas con anterioridad. 

Una mentira de 27 años

Esta  desinformación que asocia las campañas de vacunación con la esterilización masiva se originó a mediados de los noventas en México y Nicaragua. En 1994 y 1995, la Organización Pro-Vida y la Iglesia Católica se basaron en pruebas de laboratorio para decirle a la prensa que el toxoide tetánico (la vacuna contra el tétanos) contenía la hormona gonadotrofina coriónica humana o hCG.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los gobiernos de los países mencionados verificaron que las pruebas empleadas por los denunciantes eran inapropiadas y conducían a resultados falsos positivos. Así lo indica una revisión de 2008 sobre los mitos, creencias y realidades de las vacunas, registrada en la base de datos Scielo, que desmiente tales afirmaciones y explica el origen de la confusión.

No obstante, varias publicaciones en sitios religiosos y pseudocientíficos la han repetido una y otra vez durante los últimos 10 años (1, 2, 3 , 4, 5). Su desinformación parte de un experimento realizado por esa misma época en India con un producto farmacéutico anticonceptivo experimental a base de hCG.

El  grupo de científicos indios, liderado por el médico Gursaran Pran Talwar, realizó la publicación de su investigación sobre dicha inyección o “vacuna anticonceptiva” en la revista Immunology. La inyección utilizaba la hormona junto al toxoide tetánico o diftérico con el fin de estimular la producción de anticuerpos o defensas contra ella y así evitar un embarazo.

Los investigadores de dicho estudio señalaron que estos anticuerpos disminuían de forma espontánea y paulatinamente a los meses a menos que se administraran inyecciones de refuerzo. Por tanto, señalaron que podría ser un método anticonceptivo que la misma mujer podía controlar.

Es decir que esta “vacuna” solo fue usada en un contexto estricto de investigación científica. No se utiliza en la población general, ni como anticonceptivo ni en ningún programa de vacunación para prevenir enfermedades infecciosas.

captura de pantalla del estudio

Pantallazo del estudio de los investigadores indios de 1994, en el que publicaron los resultados de su investigación. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC44640/?page=1

Las supuestas denuncias que menciona el video en diferentes partes del mundo no son más que el resurgimiento de la misma desinformación con graves consecuencias para la salud pública. Según la OPS, los rumores de que la vacuna de polio podría causar esterilidad en las niñas obligaron a la suspensión de la vacunación en varios estados del norte de Nigeria en 2003, lo que llevó a un aumento drástico en los casos de la enfermedad.

La hCG y los estudios de anticoncepción

La hormona gonadotrofina coriónica humana, coriogonadotropina o gonadotropina coriónica humana (hCG) es una hormona producida principalmente durante la gestación. Y sí, debido a que se puede encontrar en los fluidos biológicos como la sangre y la orina, se utiliza en las pruebas de diagnóstico de embarazo.

Inicialmente es sintetizada por el embrión en desarrollo después de la fecundación y posteriormente, por la placenta. Durante todo el proceso ejerce múltiples funciones, incluyendo un papel regulador fundamental.

Por eso ha sido utilizada, como se señaló previamente, en investigaciones en el área de anticoncepción con el fin de evitar interferencias con otros procesos fisiológicos, como la ovulación y la producción de otras hormonas, que sí se afectan con otros métodos. Los primeros antecedentes datan de 1930, según señalan en la revista Trend in Immunology y los desarrollos han continuado en las últimas décadas (1, 2, 3).

Esto no significa lo mismo que esterilizar. Es importante aclarar la diferencia, porque anticoncepción y esterilidad son dos conceptos diferentes que se suelen confundir en desinformaciones como la que estamos verificando.

La anticoncepción es el uso de algún método, medicamento o dispositivo para prevenir un embarazo. Según el Ministerio de Salud de Colombia, quienes desean postergar o evitar su embarazo pueden hacerlo mediante el uso de píldoras anticonceptivas, inyectables hormonales, el dispositivo intrauterino y el implante subdérmico, además del condón. 

La esterilidad o infertilidad, según la OMS, se considera como “una enfermedad del aparato reproductor definida por la imposibilidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva regular”. Puede tener múltiples causas en todas las personas, como explican desde la Mayo Clinic de Estados Unidos.

Como se explicó antes, las investigaciones que han utilizado la hormona hCG acoplada al toxoide tetánico incluso han señalado que los anticuerpos que se producirían contra esa hormona decaen con el tiempo. Así se recupera la fertilidad o la capacidad de la mujer de quedar embarazada, de ninguna manera se produciría esterilidad. 

Además, ninguna de estas inyecciones ha logrado avanzar en los estudios de fase clínica, por lo cual no han sido comercializadas ni se usan en la población general. La gineco-obstetra de la Universidad Nacional de Bogotá, Laura Gil Urbano, descartó de plano la posibilidad de que sea cierto lo que dice el video: “Si ya existiera un anticonceptivo así de eficaz, las mujeres no tendrían que operarse o tomar pastillas”, le dijo a Colombiacheck. 

De hecho, la médica enfatizó que la hCG incluso también se utiliza en tratamientos de fertilidad (1 y 2). Es decir, con un propósito completamente opuesto al que señala la desinformación viral.

El toxoide tetánico es seguro

La vacunación con toxoide tetánico (TT) es la mejor forma de prevenir el tétanos, una enfermedad producida por la bacteria Clostridium tetani, que suele ingresar al cuerpo a través de heridas sucias. La infección causa tensión y rigidez dolorosas en los músculos de todo el cuerpo, limitando incluso respirar.

Esta enfermedad provoca la muerte de cerca de 1 de cada 10 personas infectadas y puede afectar a cualquier grupo de edad. La mayoría de los casos están asociados al nacimiento y se producen en países en desarrollo. Afecta a los recién nacidos o a sus madres tras un parto o una atención postnatal en condiciones higiénicas deficientes, según señalan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vacuna antitetánica se basa en un compuesto obtenido a partir de la toxina tetánica producida por la bacteria, pero modificado por la acción del calor y una sustancia química, el formaldehído. De esta manera se inactiva para que no induzca la enfermedad pero sí genere una respuesta inmune y la producción de anticuerpos que protejan en un futuro contra el tétanos.

Las hojas de seguridad del toxoide tetánico (1, 2, 3 , 4 , 5, 6) no incluyen la hCG en los componentes. Tampoco reportan que puede comprometer la fertilidad.

El toxoide tetánico es formulado solo o combinado con otro toxoide: el diftérico (si van juntos se identifican como Td para uso en adultos). También se indican con la vacuna de la tosferina acelular (así se conocen como DTPa o Tdpa) que es la que se suele aplicar en niños, o con la vacuna conjugada de Haemophilus influenzae tipo b (DTPa-Hib) utilizada en niños, según explican desde la Asociación Española de Pediatría.

“El toxoide tetánico cumple satisfactoriamente todos los requisitos generales de la OMS. Es fácil de obtener en todo el mundo y desde que la OMS hiciera un llamamiento en 1989 en pro de la eliminación mundial del tétanos materno y neonatal, el número estimado de fallecidos por tétanos neonatal en todo el mundo se redujo de 800 000 en la década de 1980 a 180 000 en 2002”, señalan desde el mismo organismo multilateral.

El toxoide tetánico en combinación con el diftérico (Td), hace parte del  plan de vacunación de las mujeres embarazadas alrededor del mundo, incluyendo nuestro país. Está incluido en las guías de práctica clínica para el manejo de las complicaciones del embarazo del Ministerio de Salud de Colombia.

Esta entidad enfatiza en que la vacunación antitetánica a la persona gestante busca protegerla durante largos años y al recién nacido, en las primeras semanas de vida. Esto aplica principalmente en áreas con fallas en el acceso a los servicios de salud, donde ellas no están correctamente vacunadas y la atención al parto se realiza, en algunas ocasiones, en malas condiciones higiénicas.

Bill Gates y las teorías conspirativas de supuestas campañas de exterminio 

Colombiacheck ha desmentido múltiples teorías conspirativas que pretenden enlodar al matrimonio Gates como promotor de una supuesta campaña de exterminio de la humanidad con las vacunas, en particular las que previenen el COVID-19. Incluso ‘Verifiquen Vagos’, una de nuestras series de videos, les dedicó un episodio a estas desinformaciones en septiembre de 2020.

La verdad es que esto se basa en la tergiversación de datos, citas suyas fuera de contexto e historias inventadas que contradicen abiertamente la realidad. Entre ellas cabe destacar la confusión entre certificados digitales de vacunación y supuestos tatuajes con microchips inteligentes o las falsas atribuciones de muertes a las vacunas, con estadísticas sin ningún sustento. Todo esto, compartido incluso por famosos como el cantante Miguel Bosé.

Esta desinformación busca desalentar la vacunación. Por eso es necesario recalcar que es falsa y puede causar devastadores efectos en la salud pública como ha ocurrido en ocasiones previas. Como lo hemos explicado en varios artículos de nuestro especial Mentiras y verdades sobre el coronavirus, las vacunas en general son seguras. Para su aprobación surten un riguroso proceso de pruebas y evaluaciones científicas.