Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 20 Noviembre 2020

No se ha probado en humanos que el enjuague bucal mate el coronavirus en 30 segundos

Por Gloria Correa

Se trata realmente de los resultados preliminares de un estudio de la Universidad de Cardiff (Inglaterra), realizado en laboratorio. Lo que los investigadores encontraron no demuestra que los enjuagues bucales sirvan para tratar o curar el COVID-19.

El 18 de noviembre se viralizó en cuestión de minutos un artículo del diario El Tiempo que afirmaba en el título que el enjuague bucal mataría al coronavirus en 30 segundos. Información con contenido similar también se difundió por redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram

Un par de horas después, la publicación de El Tiempo fue retirada, pero las replicaciones y publicaciones en otros medios (1, 2, 3), incluso en inglés, siguieron apareciendo después de eso.

pantallazo del tweet

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

pantallazo nota del periódico

 

 

Debido al impacto que este tipo de información puede tener en la salud de las personas, ya que se puede malinterpretar y llevar a comportamientos inadecuados como ha ocurrido con otro tipo de desinformaciones que prometen “curas” ante el nuevo coronavirus, decidimos verificar en ColombiaCheck lo allí publicado.

Lo del enjuague bucal no se trata de una nueva “cura” que erradique al nuevo coronavirus, como señalaba el título de la publicación de El Tiempo. Había que ir más allá del título para darse cuenta que, en la misma publicación aclaraban, se trataba de los resultados preliminares de un estudio de la Universidad de Cardiff, Inglaterra, en la que reportaban los efectos de algunos enjuagues bucales sobre el nuevo coronavirus. Pero todos, fueron hallazgos hechos en el laboratorio.

Buscamos en qué consistía realmente ese estudio de la Universidad de Cardiff, citado en la publicación que estamos verificando, con el que justificaban la afirmación de que el enjuague bucal mataría al coronavirus en 30 segundos.

Realmente es un artículo publicado pero en formato “pre-print” o “pre-impreso”, en el portal bioRxiv, es decir, es el manuscrito original antes de haber sido revisado por pares o expertos científicos para determinar si aprueban o no su publicación en una revista, lo cual nos debe llevar a tomar con mucha cautela lo que allí se expone.

El artículo de los investigadores del Instituto de Investigación del Sistema Inmune, de la Universidad de Cardiff, se titula “Breve informe: La eficacia virucida de los componentes del enjuague bucal contra el SARS-CoV-2 in vitro”. 

La palabra in-vitro al final del título sugiere que sólo se han llevado a cabo estudios en el laboratorio, es decir con tubos de ensayo; no en condiciones reales en el cuerpo humano, que es uno de los tantos requisitos básicos que tienen los estudios de mayor validez científica, como los ensayos clínicos para aceptar una hipótesis de tratamiento para alguna enfermedad. 

Al revisar el artículo, encontramos que los investigadores de la Universidad de Cardiff a la cabeza del doctor Richard J. Stanton y el doctor David W. Thomas, realizaron pruebas en el laboratorio bajo condiciones que simulaban las de la boca. Después de cultivar el nuevo coronavirus, lo expusieron en saliva durante 30 segundos a diferentes tipos de enjuague bucal y evaluaron la capacidad de esos enjuagues para inactivarlo.

Lo que evidenciaron es que dos enjuagues que contenían cloruro de cetilpiridino al 0,07 por ciento y un tercero con 23 por ciento de etanol/etil lauroil arginato fueron los más efectivos para inactivar el virus, bajo esas condiciones.

El cloruro de cetilpiridino es un compuesto químico tipo amonio cuaternario, utilizado en algunos tipos de enjuagues bucales, cremas de dientes, pastillas y aerosoles bucales por sus efectos como antiséptico, ya que ayuda a eliminar bacterias y otros microorganismos. Mientras que el etanol se trata de un tipo de alcohol, el etil lauroil arginato corresponde a otro compuesto químico sintético utilizado como conservante también por sus efectos frente a bacterias, mohos y levaduras. 

Frente a tal estudio, los mismos investigadores concluyeron que se necesitan más investigaciones para determinar si estas formulaciones de enjuagues, pueden inactivar el virus en la orofaringe humana in vivo (es decir en las condiciones de la vida real) y si esto podría afectar la transmisión del nuevo coronavirus.

Es decir, lo que los investigadores reportaron no significa que los enjuagues sirvan para tratar el virus dentro del cuerpo, cuando ya nos ha infectado o que pueda servir como una cura.

El mismo doctor Stanton, quien hace parte de dicha investigación, en la página de medios de la Universidad de Cardiff, afirmó: “La gente debe continuar siguiendo las medidas preventivas emitidas por el gobierno del Reino Unido, incluido el lavado de manos con frecuencia y mantener la distancia social. Animamos a las personas a que utilicen siempre enjuagues bucales de forma segura y según las directrices del fabricante”.

Ante estos hallazgos, Andrea Prada, odontóloga de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, Especialista en Gerencia de la calidad y auditoría de los Servicios de Salud y docente del SENA, le explicó a Colombiacheck: “En esos estudios al aislar el virus y exponerlo a alguna sustancia con algún porcentaje de alcohol como los enjuagues bucales, se puede lograr inactivarlo. Los resultados pueden resultar muy prometedores, pero muestran otra realidad, pues se han hecho en el laboratorio, así hayan intentado simular las condiciones de la cavidad oral”.

“La cavidad oral, tiene hasta 300 tipos diferentes de microorganismos, bajo esas circunstancias influirían muchos factores en el efecto de los enjuagues bucales frente al coronavirus”, enfatizó Prada.

Y más adelante concluyó la odontóloga: “Hasta que no se hagan estudios clínicos en condiciones reales, no se puede afirmar si realmente el enjuague bucal es efectivo o no frente al nuevo coronavirus y la transmisión del mismo”.

Los investigadores de la Universidad de Cardiff adelantan ya un ensayo clínico, registrado en la plataforma clinicaltrials.gov, bajo la dirección del profesor David Thomas, en el cual buscan evaluar qué tan efectivo es el enjuague bucal para reducir la cantidad de coronavirus que se encuentra en la saliva de pacientes con COVID-19 en un sólo uso del enjuague y esperan tener resultados para el 2021. 

“El estudio clínico en curso nos mostrará cuánto duran los efectos, después de una sola administración del enjuague bucal en pacientes con COVID-19", afirmó el profesor David Thomas a la agencia de noticias de Reino Unido PA News Agency. Ahora queda esperar los resultados de este nuevo estudio. 

En un chequeo previo del mes de agosto, verificamos una información similar a ésta de los enjuagues bucales. La anterior correspondía a un video de un médico peruano quien afirmaba que el buen aseo bucal, con crema de dientes y enjuague, favorecía la destrucción del coronavirus y prevenía el contagio del mismo. Para esa fecha calificamos la afirmación como falsa.

Daniela Carolina Sánchez, odontóloga especialista en administración en salud con enfoque en seguridad social de la Universidad Javeriana y coordinadora científica de la Clínica Sofía Alegría de Bogotá, afirmó a ColombiaCheck: “No está comprobado que la crema dental y los enjuagues maten el virus en una persona que ya está contagiada. La crema dental sirve para complementar la remoción mecánica que se hace con el cepillado. Ayuda a combatir la placa bacteriana, que es una acumulación de bacterias en la boca y hay algunas cremas dentales que atacan las bacterias que provocan las caries, que es el Streptococcus mutans, o la bacteria que causa periodontitis o gingivitis, pero no tienen otras propiedades”.

Asimismo, el doctor Graham Snyder, profesor asociado de la División de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, explicó a la agencia de noticias CNN, quienes también verificaron la información reciente sobre los enjuagues bucales y el nuevo coronavirus, que "hay algunos datos, y no estoy diciendo que no sean datos excelentes, que equis sustancia inactiva o inhibe la replicación del coronavirus. Pero eso no significa que esas sustancias sean capaces de detener el virus”.

“Ninguno de los estudios publicados recientemente en servidores de preimpresión muestra que puedan reducir el riesgo de contraer o transmitir el virus”, señaló Snyder.

Colegas de la red internacional de chequeadores (IFCN), como Maldita ciencia y Newtral en España, así como la agencia internacional de noticias AFP factual, también han aclarado previamente que aún no hay evidencia científica de que el lavado de la boca, la higiene o el uso de enjuague bucal sean útiles para prevenir la transmisión y el contagio del nuevo coronavirus.

En la página oficial de Listerine, Johnson & Johnson, fabricante del enjuague bucal, aclara enfáticamente, ante las numerosas preguntas de consumidores sobre la efectividad del enjuague bucal para prevenir el COVID-19, que “el enjuague bucal LISTERINE® no ha sido probado contra ninguna cepa de coronavirus y sólo está clínicamente comprobado para eliminar el 99.9% de los gérmenes que causan mal aliento y placa y no está destinado a prevenir o tratar el COVID-19”.

Una publicación de Odontología basada en la Evidencia, también concluía que actualmente no hay pruebas suficientes de alta calidad para sugerir que los enjuagues bucales son efectivos contra el SARS-CoV-2. Mientras en varias pautas han sugerido el uso de enjuagues bucales como una medida profiláctica, esto no debería ser una alternativa al uso de los equipos de protección personal (EPI) de alta calidad. 

La misma Organización Mundial de la Salud aclara, en su página oficial, que no hay una “cura” para el COVID-19: “Hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”. Por el momento debemos seguir poniendo en práctica las medidas de bioseguridad ya sugeridas a lo largo de la pandemia: lavado de manos, uso de tapabocas y distanciamiento físico. 

En conclusión, calificamos como Cuestionable la publicación en redes que estamos verificando, pues realmente los resultados in vitro del estudio de la Universidad de Cardiff sí encontraron que algunos enjuagues bucales podrían inactivar el nuevo coronavirus en 30 segundos, pero aún no se sabe su efecto en condiciones reales en humanos infectados, por lo que no se pueden sacar conclusiones ni actuar apresuradamente, sin tener un estudio tipo ensayo clínico que lo respalde.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 23 Julio 2020

Es falso que el presidente de Ghana haya dicho que el coronavirus fue creado en un laboratorio

Por Ignacio Corral- Chequeado

La desinformación surge de un video que simula la voz del mandatario ghanés y que fue desmentido por el sitio de fact-checking Bolivia Verifica. No hay evidencia para afirmar que el coronavirus fue creado de forma artificial.

Este artículo fue publicado originalmente por Chequeado el 15 de julio de 2020.Es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Circula en Facebook una imagen en la que aparece la figura del actual presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, con un texto sobreimpreso que indica “Presidente de Ghana revela toda la verdad sobre el COVID19!” (sic) y lista una serie de puntos: “Virus de laboratorio; cuarentena eterna; plan de vacunación; destrucción de las economías; moneda digital”. Esto es falso.

El video en Facebook cuenta con más de 1 millón de reproducciones según los datos aportados por la red social y también llegó al número de WhatsApp de Chequeado (+54 9 11 3679-0690) para ser verificado.

La imagen publicada se desprende de un video viral en el que aparece una imagen de Nana Akufo-Addo con un audio, que se atribuye al mandatario, en el que afirma que el coronavirus es una “creación” que fue planificada desde el año 2010 para favorecer a China, entre otros puntos que responden a falsas teorías conspirativas.

Chequeado verificó en una nota anterior que no hay evidencia de que el nuevo coronavirus fuera creado en un laboratorio. Además, el formato responde a uno de los distintos tipos de desinformaciones que circulan sobre el coronavirus y que fueron detallados por este medio.

El video es una imagen del presidente de Ghana acompañado por los subtítulos que traducen del inglés al español un audio de más de 15 minutos.

El primer punto que evidencia la falsedad del contenido viral es la mención a un artículo publicado en 2010 por la Fundación Rockefeller. En la página oficial de la fundación no existe ningún artículo que haga mención a un hipotético “brote global simulado, pasos requeridos, distintas fases, cronograma general y resultados previstos” (sic) de “crear un virus muy contagioso pero con un índice de mortalidad muy bajo”, entre otros puntos.

Además, durante la lectura del supuesto documento que data de 2010, menciona situaciones fechadas en los años 2015 y 2019, posteriores a la publicación indicada, lo que contradice los propios argumentos.

Por otra parte, la acusación pública a China de ser uno de los favorecidos por la pandemia del coronavirus que relata el video no corresponde con los últimos mensajes diplomáticos que intercambiaron los mandatarios de ambos países y que fueron publicados por la página oficial del gobierno chino: “Xi Jinping señaló en su mensaje de felicitación que desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Ghana hace 60 años, la amistad tradicional entre los dos países se ha fortalecido constantemente y la cooperación pragmática ha logrado resultados fructíferos”.

Por último, el sitio de fact-checking Bolivia Verifica confirmó que la voz que aparece en el video no coincide con el tono y la pronunciación del presidente Nana Akufo-Addo que puede verificarse en este discurso en la 74º sesión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en octubre de 2019.

Tras ser consultado por Chequeado, el sitio de fact-checking ghanés, Ghana Fact, confirmó que no es la voz del presidente Nana Akufo-Addo.