Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 28 Junio 2021

Encontrar a personas desaparecidas no implica que denuncias sean falsas como dice Paloma Valencia

Por José Felipe Sarmiento

Este artículo forma parte del chequeo múltiple a un video en el que la senadora del Centro Democrático hizo varias críticas al Paro Nacional 2021.

“Claro que todos rechazamos el abuso de la fuerza, si es que se presenta, pero también tenemos que respetar los derechos que tienen los policías a ser juzgados en debido proceso y con presunción de inocencia. Nos dijeron que había un montón de desaparecidos, ya más de 300 han aparecido porque no estaban tan desaparecidos, eran falsas denuncias”.

Estas declaraciones forman parte de un video publicado en las redes sociales de la senadora Paloma Valencia en el lanza críticas al Paro Nacional 2021, que Colombiacheck decidió verificar en un chequeo múltiple.

Aunque la cifra es correcta. La interpretación que hace la congresista del Centro Democrático para descalificar las denuncias de desapariciones en el marco del Paro Nacional 2021 es errónea. Por tanto, la afirmación es cuestionable.

En efecto, la Fiscalía General de la Nación ha dicho que ha encontrado a más de 300 personas que habían sido reportadas como desaparecidas en las protestas contra el gobierno de Iván Duque. La vicefiscal, Martha Mancera, le dijo a Caracol Radio el 11 de junio de 2021 que el organismo ha conseguido localizar a 335 ciudadanos.

Esto no quiere decir que hayan sido denuncias falsas. Incluso, en caso de que lo fueran, podrían ser consideradas un delito que les da hasta tres años de cárcel a los denunciantes de conductas que en realidad nunca se cometieron.

Sin embargo, la misma Fiscalía General de la Nación ha dicho que en el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA), la base de datos donde se registran las noticias criminales, apenas hay cuatro denuncias formales de desapariciones forzadas relacionadas con las protestas a corte del 16 de junio de 2021. No ha informado del archivo de ninguna.

Como se detalló en otro chequeo reciente a declaraciones similares del presidente, los datos citados por Valencia se refieren a los resultados de la activación del mecanismo de búsqueda urgente, una herramienta legal que está diseñada precisamente para encontrar a “las personas que se presume que han sido desaparecidas”.

El hallazgo de la persona no implica que no haya existido desaparición. Así lo explicó Colombiacheck en la verificación anterior:

El abogado y defensor de derechos humanos [Leonardo González Perafán, coordinador de proyectos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz] advierte que el hecho de encontrar una persona (en algunos casos, las han hallado muertas) tampoco quita el hecho de que, por un lapso de tiempo, su paradero haya sido desconocido. “Cuando a una persona la detienen y no la dejan ver, se declara como desaparecida”, dice. En pocas palabras, lo que cambia es que ya no lo está, pero lo estuvo.

La penalista y docente universitaria Diana Muñoz Castellanos coincide en que la desaparición forzada se configura independientemente de si la persona aparece al poco tiempo viva o muerta. “Lo que importa es que el Estado negó la información sobre su paradero”, asegura.

En efecto, el Código Penal establece que este delito consiste en someter a una persona “a privación de su libertad cualquiera que sea la forma, seguida de su ocultamiento y de la negativa a reconocer dicha privación o de dar información sobre su paradero, sustrayéndola del amparo de la ley”. No pone tiempos mínimos.

La definición de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, que entró en vigencia en Colombia en 2012 tras su aprobación en la Ley 1418 de 2010, es similar aunque especifica que de ser “obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado”. Tampoco especifica la duración.

Aunque hay casos en los que no se cumplen las condiciones para el delito, porque la persona aparece sin haber sido privada de la libertad, eso no descalifica todas las denuncias. De hecho, al 17 de junio todavía había 84 búsquedas activas según la Fiscalía, que utiliza el eufemismo de “personas no localizadas”; la cifra es la misma que informó la vicefiscal una semana antes.

Indepaz ha registrado al menos 346 casos en total. Sin embargo, como también se explicó en el chequeo pasado, no todas las solicitudes al mecanismo de búsqueda han sido aceptadas porque en algunos casos ha sido insuficiente la información disponible sobre las identidades de las personas desaparecidas.

La congresista del Centro Democrático usó la cifra aislada de personas encontradas para negar una práctica que organizaciones de la sociedad civil han calificado como “sistemática” en el actuar de la Policía durante el paro, como lo reportaron en un informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y sobre la cual todavía hay mucha incertidumbre. Su argumento es, por tanto, cuestionable.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 30 Abril 2021

Audio falso habla de captura de presidente de la CUT Valle en Sameco, que desataría “una guerra civil”

Por Ana María Saavedra

La desinformación rota en cadenas de WhatsApp, pero fue desmentida por la Policía y el propio Wilson Saenz, presidente de la CUT Valle.

Otro audio falso circula en WhatsApp a propósito de las marchas y los desmanes registrados en Cali desde el 28 de abril de 2021, día en el que se convocó a manifestaciones de calle en rechazo a la propuesta de Reforma Tributaria del ministerio de Hacienda. 

En esta nueva desinformación un hombre asegura que  acaban de capturar al presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Valle en Sameco y que eso desataría “una guerra civil”.

“Bueno compañeros, yo no había querido hablar en el grupo pero ya es hora de hablar. Acaba de suscitarse un hecho demasiadadamente (sic) grave. Acaban de capturar el presidente de la CUT en Sameco, eso genera un problema inmensamente grave. Si a ese señor no lo sueltan, cuenten con que el país se declara en estado de guerra civil. La CUT es uno de los grupos mas grande del país que defienden los derechos de los trabajadores. El pueblo trabajador se lanza a las calles violentamente. A raíz de eso, se está definiendo una guerra civil”, asegura en el audio un hombre que no se identifica.

Como uno de nuestros lectores nos envió el audio para preguntarnos si era cierto, decidimos verificar la información. Recuerden que nos pueden hacer peticiones de chequeos al número de WhatsApp +57 322 8523557.

En Colombiacheck nos comunicamos telefónicamente con Wilson Saenz, quien nos indicó que la información era falsa. “Me encuentro en mi trabajo de defensor de derechos humanos y de presidente de la CUT. No he sido detenido. En este momento estoy con la Defensoría del Pueblo verificando la situación de compañeros que han conducido al Coliseo de Las Américas, pero yo no he sido detenido”, nos dijo. Además, nos envió un video que él mismo grabó para difundirlo en redes sociales.  

Por su parte, de la oficina de prensa de la Policía Metropolitana de Cali también nos indicaron que era información falsa.

Finalmente, revisamos la cuenta de Twitter oficial de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y corroboramos que no han publicado nada de la supuesta captura.

Así que calificamos de falso lo difundido en el audio. Este es el segundo audio falso que verificamos en el marco de las marchas contra la reforma tributaria. El jueves 29 de abril de 2021 verificamos otro audio en el que un hombre aseguraba que “se metieron a Chipichape” y que “ya son varios los locales destruidos”.

En aquella nota explicamos que se debe desconfiar de audios enviados por WhatsApp en los que no se identifique quién está hablando. En este Explicador y en el video a continuación hablamos de algunas de las características de estos audios falsos:

  • La persona que habla no se identifica, ni dice dónde trabaja, qué hace o de qué fuente toma la información.
  • Quien habla asegura ser una fuente de autoridad, con acceso privilegiado a información, de maneras no comprobables.  
  • El audio empieza con un saludo como “bueno, amigos”, “hola, familia”, “bueno, muchachos” para tratar de crear una familiaridad que haga creíble la información. En este caso empieza con la frase: “amigos, amigos atentos”.
  • Apelan a la emocionalidad de quienes los escuchan, en este caso, principalmente a emociones negativas.