Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 03 Julio 2020

Audio en el que se dice que clínicas y hospitales buscan pacientes con asma para enfermarlos de COVID-19 se basa en datos falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

El Ministerio de Salud ordenó dar los tratamientos, medicinas y controles a población en riesgo a través de telemedicina y atención domiciliaria. La consulta externa presencial está restringida, a excepción de ciertos casos.

Hace varias semanas, circula ampliamente un audio, a través de WhatsApp, que alerta a los ciudadanos sobre la supuesta búsqueda que están haciendo clínicas y hospitales de pacientes con asma para infectarlos con COVID-19. Esta enfermedad respiratoria es una de las patologías previas que pueden agravar los efectos del nuevo coronavirus. 

“Queridos primos, querida familia, tíos, tía, este audio es largo, pero es verídico. (...) A mi mamá, justo no hace ni una hora, la llamaron a las 5:20, acabaron de llamarla de la clínica también a ver cómo estaba ella de los pulmones, de los bronquios, que porque era paciente asmática.(...) Que no, que por favor saque una cita, que para control (...)”, dice al inicio del audio una mujer que no se identifica. 

Luego afirma: “entonces, están buscando a todos los pacientes que han tenido problemas de asma. (...) Los están matando cínicamente por esos 30 millones que dan por cada paciente covid”. Y al final del audio la mujer recomienda evitar asistir a los hospitales y clínicas porque, según ella, “esto es parte del plan de reducción de la población mundial”.

En Colombiacheck revisamos sus afirmaciones y encontramos que se basan en información falsa. 

Por una parte, durante las etapa de contención y mitigación de la pandemia en Colombia [la etapa de contención se empezó el seis de marzo y la de mitigación se inició el 31 de marzo y no se sabe cuando terminará, pues eso depende del comportamiento de la curva del virus] no es posible solicitar citas médicas de consulta externa presenciales, como la de control para el asma que supuestamente le ofrecieron a la madre de la mujer que grabó el audio viral. 

El 31 de marzo, el Ministerio de Salud y Protección Social, a través de la Resolución 536 de 2020, adoptó un plan de acción para la prestación de servicios de salud durante las etapas de contención y mitigación de la pandemia, que deben cumplir obligatoriamente todos los integrantes del Sistema General de Seguridad Social. 

El objetivo: aumentar la disponibilidad de profesionales de la salud, de consultorios, insumos, descongestionar los servicios de salud y minimizar la exposición al virus. 

Dicho plan ordena “la restricción de la consulta externa en modalidad intramural [presencial en la institución prestadora de salud] para los procedimientos de promoción y prevención y otros servicios ambulatorios [que no requieren que el paciente pase la noche en la institución] de acuerdo al perfil de salud y riesgo de la población”. 

Este plan restringió los procedimientos de “valoración integral, detección temprana, protección y educación”. Solo hay contadas excepciones: la vacunación, la atención para el cuidado prenatal de alto riesgo, el control posparto y del recién nacido, el suministro de métodos anticonceptivos y la interrupción voluntaria del embarazo. Es decir, dentro de las excepciones no está el asma. 

Así mismo, el 28 de marzo, el Ministerio de Salud ordenó el procedimiento para la atención ambulatoria a pacientes de población en aislamiento preventivo obligatorio con énfasis en población mayor de 70 años o condiciones crónicas. Este contempla la atención domiciliaria, el envío de medicamentos a domicilio, y la telemedicina para este tipo de población. 

Hay que aclarar que, aunque el 8 de mayo el Ministerio de Salud presentó los lineamientos para la restauración gradual de la prestación de algunos servicios de salud [como el servicio odontológico no urgente, la cirugía ambulatoria, los procedimientos no urgentes y la consulta externa intramural] la apertura de estos servicios está supeditada al comportamiento del virus y a una orden de la autoridad nacional, que aún no se ha dado. 

Aún así en los lineamientos se aclara que “la atención de los grupos prioritarios y con mayor riesgo (como los adultos mayores y las personas con enfermedades previas) se continuará prestando en los términos de la Resolución 521 de 2020”. Es decir con apoyo domiciliario y telemedicina. 

Por otra parte, no es cierto que se esté pagando una cifra [en este caso, 30 millones de pesos] por los pacientes con COVID-19. 

Como lo explicamos en otro chequeo, de acuerdo con la Asociación Colombiana de hospitales y Clínicas, “no se puede aplicar una tarifa estandarizada por la atención a pacientes porque cada uno de ellos recibe servicios médicos diferentes de acuerdo al tratamiento que requiere. El cobro por los servicios médicos que se brinden se está haciendo a través de las EPS (con dinero de los cotizantes y de la Unidad de Pago por Capitación, UPC, que es el valor anual que el Estado reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de seguridad social para cubrir el Plan Obligatorio de Salud). 

Además, como también explicamos en otra verificación, “aunque el 12 de abril el Gobierno Nacional ordenó, la creación de unas canastas [pagos máximo por ciertos servicios que se le prestan a los pacientes con COVID-19] para las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), esto aún está en proceso de reglamentación y, por lo tanto, no se ha empezado a aplicar [de forma generalizada]”.

También aclaramos que el 18 de junio esta cartera reglamentó el valor de referencia del pago para los servicios UCI y de Unidades de Cuidados Intermedios, (UCIM) [en el que se contempla un valor de reconocimiento de un poco más de 30 millones para la atención en UCI de adultos]. Pero esto aplica solo para el caso específico en que no haya convenio entre la IPS que atiende al paciente y su EPS

Tabla canastas Covid-19

En palabras de María Andrea Godoy, viceministra de Protección Social,  “las EPS deben pagar a las IPS por servicios UCI para la atención de pacientes con COVID-19 en los eventos en que en no exista acuerdo entre la EPS a la que está afiliado el usuario y el hospital o IPS privada que brinda estos servicios”. 

Además, hay que resaltar que el audio empezó a circular en WhatsApp mucho antes de la aprobación de estos valores. 

Otra de las evidencias de la falsedad del audio que está circulando [y que explicamos en un video sobre recomendaciones para no caer en cadenas falsas de WhatsApp] es que usa un lenguaje familiar para generar cercanía, pero que no permite identificar a la persona que lo grabó, ni a la fuente de donde supuestamente se obtuvo la información. 

Entonces, calificamos como falso el audio que asegura que las clínicas y hospitales buscan pacientes asmáticos (o que ya hayan tenido asma) para enfermarlos de COVID-19 para cobrar los 30 millones de pesos que se pagan por enfermo. 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 18 Junio 2020

Ospina hace afirmaciones inexactas sobre contagios de coronavirus

Por Mónica Ospino Orozco - Redcheq

Jorge Iván Ospina se trenzó en una discusión por Twitter con un contradictor al que le negó haber dicho una frase que sí pronunció, relacionada con el COVID-19, en un noticiero de televisión.

El alcalde de Cali, el médico Jorge Iván Ospina, se enfrentó a través de la red social Twitter con un contradictor que le cuestionó por una frase relativa al contagio del nuevo coronavirus COVID-19 que dijo en el noticiero regional 90 Minutos.

“Me preocupa que el alcalde de Cali @JorgeIvanOspina afirme que todos nos vamos a enfermar. Si esa es la certeza que tiene estamos jodidos, sin timonel en medio de la tormenta”, dijo el usuario Elmer José Montaña en un trino.

El alcalde Ospina le respondió: “No he dicho jamás, ‘Todos nos vamos a Enfermar’. He dicho todos, el 100% somos suceptibles y por tanto muchos nos podemos contagiar, de los cuales el 80% no tendrán síntomas” (sic).

El tuitero se refería a las declaraciones que el alcalde Ospina le había dado al noticiero regional 90 Minutos en una entrevista en la emisión del viernes 29 de mayo y en la cual, sobre el minuto 13:52, Ospina afirmó: “Se trata de un hecho científico y es que todos somos susceptibles, todos somos susceptibles. No existe vacuna y por tanto progresiva y sistemáticamente todos vamos a tener el contagio”. 

La discusión con el abogado Montaña continuó y en respuesta al alcalde, el contradictor le enlazó en un nuevo tuit este clip de video del segmento de la mencionada entrevista en el que el alcalde en efecto dice lo que se le cuestionaba:  “No existe vacuna y por tanto progresiva y sistemáticamente todos vamos a tener el contagio”.

Luego de este análisis es claro que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, sí dijo que “todos vamos a tener el contagio” y no, como dijo en el trino en respuesta a Montaña, que “muchos nos podemos contagiar”.

¿Todos vamos a tener el contagio?

De acuerdo con la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía de Cali, el alcalde Ospina obtiene la información que publica en su cuenta de Twitter de la constante actualización con su grupo asesor en la pandemia, encabezado por la secretaria de salud de Cali, Miyerlandi Torres, y la epidemióloga Lida Osorio. Además, por su formación de médico es un asiduo lector de literatura médica.

En Colombiacheck revisamos varios análisis sobre el tema, y encontramos que, de acuerdo con los estudios epidemiológicos, esto no es posible; aunque sí es cierto que todos somos susceptibles.

De acuerdo con la epidemióloga Zulma Cucunubá, “en una pandemia lo que sucede es que nunca antes el ser humano se había expuesto en grandes cantidades a este virus y por eso prácticamente el 100 por ciento de la población es susceptible y por eso, a pesar de que sea igual de infecciosa a otras infecciones anteriores, o igual de letal, o menos letal, el hecho de que la población sea inmensamente susceptible es que las consecuencias de una pandemia sean tan, tan graves”. La afirmación la hizo en en el marco del seminario web ‘Viaje a la cabeza de una epidemióloga’ dictado para la Fundación Gabo.

Asimismo, este análisis de nuestros colegas verificadores españoles de Newtral titulado ‘Las matemáticas de la epidemia, así se extiende el Coronavirus’, explica cómo sucede la progresión de contagios: 

“El modelo de crecimiento de la epidemia considera a susceptibles, infectados y recuperados. Por eso no afecta a toda la población en poco tiempo. Podríamos pensar que si una persona infectada contagia a otras dos y media (redondeando a dos, por aquello de la lógica de la realidad), esas dos contagiarán a otras dos cada cual. Matemáticamente, tendríamos una progresión geométrica: 20 + 21 + 22  + 23… hasta alcanzar a toda la población mundial, acelerándose el proceso por momentos. 

Sin embargo, continúa Newtral, “la gente se va curando, deja de contagiar y, dado el caso, el virus se encontrará tarde o temprano a personas inmunizadas natural o vacunalmente (aún no hay vacuna para este coronavirus, pero varios equipos trabajan en su desarrollo)”. Por lo cual no es cierto que “todos vamos a tener el contagio”. Muchos sí (como hemos visto en estos meses), pero no “todos”.

Para la epidemiólga Tania Valbuena, “la incertidumbre con el COVID-19 aún está, y cada paso o dato científico es importante analizarlo con calma y no decir blanco o negro, porque aún estamos conociendo e investigando todo sobre esta nueva enfermedad. Lo que está claro es que no podemos bajar la guardia y debemos enfatizar en continuar el cuplimiento de las medidas de prevención a todo nivel”.

Por otro lado, revisamos también la respuesta que dio Ospina en el aparte en que asegura que “el 80 por ciento no tendrá síntomas” y encontramos que en este aspecto particular no hay un consenso entre la comunidad científica y varía en un rango muy amplio.

Por ejemplo, en este análisis del profesor William Petri, profesor de Medicina y Microbiología de la Universidad de Virginia en Estados Unidos, publicado por la cadena de noticias británica BBC Mundo, y titulado “Qué tan común es la infección asintomática”, responde así la pregunta “¿Qué tan propagada está la infección asintomática del nuevo coronavirus?”:

“Nadie lo sabe con seguridad y, por el momento, cualquier evidencia es anecdótica. Puede explicarse con un pequeño ejemplo. Muchos residentes de un hogar de mayores en Washington se infectaron. 23 dieron positivo. 10 de ellos ya estaban enfermos. 10 más desarrollaron síntomas. Pero tres personas infectadas no desarrollaron enfermedad alguna… En el caso de los ciudadanos japoneses que fueron evacuados desde Wuhan, en China, a los que luego se les hizo la prueba, un 30% de los infectados eran asintomáticos”.

Similar incertidumbre cita el portal digital de noticias de España Vozpópuli, que en este artículo de Gorka Orive, asegura:

“Un análisis llevado a cabo por Eric Topol y en el que se recogen un número muy significativo de eventos de contagio por coronavirus alrededor del mundo y en circunstancias muy diferentes: estudios poblacionales, universidades, lugares de acogida, cruceros, etc., indica que el porcentaje de asintomáticos entre los infectados podría oscilar entre el 6 y el 90%, con una media que los autores cifran en alrededor del 40-45%. Además, tras estudiar algunas de las cohortes de forma longitudinal, concluyen que la mayor parte de los infectados asintomáticos permanecen como tales, esto es, no desarrollan signos ni síntomas”.

Este es el artículo original en inglés publicado en la revista médica Annals of  Internal Medicine.

En este mismo sentido la epidemióloga Valbuena asegura que “según la evidencia científica, a la fecha recopilada por Organización Mundial de La Salud, la mayoría de las personas (alrededor del 80 por ciento) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Sin embargo, cualquier persona puede contraer la COVID‑19 y caer gravemente enferma. Y aún no hay garantía que si una persona se enferma no le vuelva a dar la enfermedad, porque esto aún se está investigando. No se sabe cuánto dura el periodo de protección de los anticuerpos generados después de una infección por COVID-19”.

Esta vez encontramos que la afirmaciones del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, son inexactas, pues al verificar sus declaraciones encontramos que sí dijo que “todos nos vamos a contagiar”, lo que ya señalamos que no es posible. También, que en el trino que publicó en respuesta a las críticas, aseguró que “el 80 por ciento no tendrá síntomas”, que no es una estadística precisa ni del todo aceptada en la comunidad científica.